No lo decimos nosotros, lo dice la Sra. Ministra: respuesta al Ministerio de Educación

No lo decimos nosotros: es la propia Sra. Ministra la que ha dicho que va a trasladar a los alumnos de Educación Especial a Ordinaria

Ante la Nota de Prensa publicada el 29 de abril de 2020 por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, reiterando su compromiso con el alumnado con necesidades especiales, tanto en centros ordinarios como especializados, la Plataforma “Educación Inclusiva SÍ, Especial TAMBIÉN” quiere manifestar lo siguiente:

  • Agradecemos las palabras de compromiso de Ministerio de Educación de dar respuesta a las necesidades de los alumnos con discapacidad, sea cual sea el tipo centro en el que se escolaricen.
  • Refrendamos la afirmación del Ministerio de Educación que “negar medios adecuados a los alumnos escolarizados en centros ordinarios, supondría una clara discriminación al incumplir el mandato de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad”.

Desde el nacimiento de la Plataforma, en junio de 2018, pedimos a los gobiernos que garantizaran “una dotación suficiente de recursos para atender a los alumnos con discapacidad en los colegios ordinarios y en los colegios de Educación Especial”, tal como lo expresa nuestro Manifiesto, y sin necesidad de esperar 10 años. No basta que el Ministerio se limite a pronunciar buenas palabras. Reclamamos que si de verdad se quiere dotar de más medios a la educación ordinaria, hagan lo siguiente:

  • Primero: Realicen un estudio económico real de la dotación de medios que necesitan los centros ordinarios. Todo Proyecto de Ley ha de ir acompañado de una Memoria del Análisis del Impacto Normativo (artículo 26.3 de la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, del Gobierno, desarrollado por el Real Decreto 931/2017), sin que nos conste que en este caso se haya analizado, ni siquiera estimado el impacto económico que supondría la aprobación de la Ley. A nadie se le escapa que sin una previsión del coste económico de las medidas que se aprueben ni, en consecuencia, posterior dotación presupuestaria, resulte posible dar cumplimiento a las “buenas palabras”. Esta falta de previsión da lugar a plantearse si existe voluntad real de cumplir lo que prometen.
  • Segundo: Trasladen este coste económico a la correspondiente partida gastos en los Presupuestos Generales del Estado y doten de medios económicos a las Comunidades Autónomas, para que éstas puedan llevar a cabo dicha inversión.
  • Tercero: Informen a las entidades educativas, profesionales y familias de cuál es su plan concreto.

Todo lo que el Gobierno prometa, pero que no vaya acompañado de un estudio económico, un plan de viabilidad y una dotación de medios económicos, NO SIRVE ABSOLUTAMENTE PARA NADA, SON PALABRAS VACÍAS.

  • Por desgracia, miles de familias estamos cansadas de buenas palabras, palmaditas en la espalda y “…no os preocupéis que esto lo vamos a solucionar desde dentro”. Desde hace más de un año hemos dicho al Gobierno que la única forma de tranquilizar a las familias sobre el cierre, transformación en centros de recursos o ahogamiento económico de los colegios de Educación Especial, era eliminando la Disposición Adicional Cuarta. Durante un año nos han estado mareando y no han hecho nada. RECLAMAMOS HECHOS, NO PALABRAS. Sin esa eliminación, las familias no descansaremos.
  • Sabemos que la Disposición Adicional Cuarta es unasustitución a la Enmienda 502, en la que se exigía la extinción de todos los centros de Educación Especialen el año 2025 (y admitida por mayoría en el Consejo Escolar del Estado). Y que es una disposición cargada de ambigüedad, que puede suponer una puerta de entrada a todas las exigencias de dicha enmienda.

La Disposición Adicional Cuarta es un parche a la Ley, que aparentemente no tiene ningún sentido. Y la única explicación que se le puede encontrar es que contiene las “palabras clave” específicas para permitir a las Comunidades Autónomas ir vaciando poco a poco los centros de Educación Especial y transformándolos en centros de recursos, sin apenas alumnos: “plazo de 10 años…”; “cuarto objetivo de desarrollo sostenible 2030…”; “alumnos/as con atención muy especializada…”; “centros de referencia y apoyo a centros ordinarios…” “Art. 24 de la Convención…”

  • En relación a las palabras “El Ministerio de Educación y Formación Profesional lamenta profundamente que se juegue con los sentimientos y expectativas de un colectivo tan vulnerable”, fueron exactamente las mismas palabras que dijimos a la Ministra Isabel Celaá algunos miembros de la Plataforma en una reunión mantenida el 29 de enero de 2019: precisamente le trasladamos que no queríamos que se jugara con nuestros hijos. Y con nosotros y con el futuro de nuestros hijos e hijas, el Gobierno lleva jugando muchos meses.

Resulta paradójico y sorprendente que el Ministerio de Educación y Formación Profesional  acuse de jugar con el colectivo más vulnerable a quienes precisamente somos una parte de ese colectivo más vulnerable y los directamente afectados por este intento de desahucio de nuestros coles.

¿DE VERDAD SOMOS NOSOTROS LOS QUE JUGAMOS CON EL COLECTIVO MÁS VULNERABLE?

Siempre es bueno hacer memoria…

La Ministra Celaá, el 11 de diciembre de 2018, dijo literalmente en el Senado lo siguiente (Diario de Sesiones del Senado, página 55):

El objetivo del Gobierno es impulsar el proceso de transformación de los centros de educación especial para convertirlos en centros sectoriales de apoyo a la inclusión, que brinden el asesoramiento y la ayuda necesarios para que el alumnado que actualmente está escolarizado en esos centros específicos pueda incorporarse progresivamente en centros ordinarios.

Señora Lima, somos conscientes de que este proceso es muy complejo y muy costoso, porque implica la transformación no solo de los centros de educación especial, sino también de los centros ordinarios, tanto desde el punto de vista de sus concepciones y prácticas educativas como de la necesaria incorporación de recursos materiales y personales”

Y otra vez la Ministra Celaá, el 19 de diciembre de 2018, dijo literalmente en el Congreso lo siguiente (Diario de sesiones del Congreso de los Diputados, página 42 y 43)

En relación con las personas con capacidades diferentes, y puesto que hablamos de segregación, no quiero dejar de referirme a la importancia que tiene la escuela inclusiva no solo para la atención a las altas capacidades, que también, sino a la diversidad funcional. Con relación a esto, he de decirle que tenemos que hacer una transformación significativa en relación con los centros de educación especial para convertirlos en centros de referencia, porque tenemos un 83 % del alumnado con diversidad funcional escolarizado en centros ordinarios, pero todavía tenemos un 17% que están escolarizados en centros especiales de educación y con ellos hemos de trabajar.

….Otro dato es que un 17% de nuestro alumnado todavía está escolarizado en centros de educación especial cuando, según los equipos técnicos, podría estar en centros ordinarios”

El 12 de enero de 2019, el diario El PAÍS publicaba la siguiente noticia “El Gobierno diseña el traspaso de 35.000 alumnos con discapacidad a ordinaria”.

Pero, sin embargo, el 29 de enero de 2019, la Ministra de Educación, Isabel Celaá nos recibió, en nuestra calidad de representantes de muchas familias preocupadas por el futuro de nuestros hijos e hijas escolarizados en centros de Educación Especial, y lo que nos dice es lo siguiente:

  • “El Gobierno no tiene nada que ver con la noticia de El País. No sabemos de dónde lo habrán sacado”.
  • “No hay ninguna intención del Gobierno de cerrar los colegios de Educación Especial”
  • “No hay ninguna intención del Gobierno de transformarlos en centros de referencia”
  • “La prioridad del Gobierno es reducir el porcentaje de alumnos en educación especial”

Y, por si no fuera suficiente, en los últimos meses el PSOE nos ha pedido calma y paciencia para que les permitiéramos solucionar internamente un tema al que no han dado solución.

Durante los últimos meses, ustedes han estado jugando con la sensibilidad de miles de familias que tienen hijos con discapacidad intelectual en colegios de Educación Especial; y también han estado jugando con la sensibilidad de miles de familias que tienen hijos con discapacidad intelectual en colegios ordinarios, y les han estado prometiendo unos medios que nunca les van a ofrecer.

Nuestras hijas e hijos NO son un porcentaje que hay que aumentar de un lado o reducir de otro, para que los gráficos queden bonitos, tienen nombres y apellidos, y derechos que ustedes parecen desconocer. El hecho de que un mayor o menor porcentaje de menores esté escolarizado en centros escolares ordinarios o especiales no supone, por sí mismo, una mejor calidad de nuestro sistema educativo.

Esa calidad se conseguirá en la medida en que el alumnado sea escolarizado en la modalidad que mejor permita su desarrollo integral: el interés superior del menor es el que ha de presidir los criterios que se utilicen para decidir la modalidad de escolarización.

¿DE VERDAD ESPERAN QUE DESPUÉS DE TODO ESTO, CREAMOS EN SU PALABRA, SIN OFRECER ABSOLUTAMENTE NINGUNA PRUEBA?

Si de verdad han cambiado de plan y quieren trabajar por la educación del alumnado con discapacidad intelectual:

  • Eliminen la Disposición Adicional Cuarta.
  • Hagan un estudio económico, un plan de viabilidad y una dotación de medios económicos a los centros ordinarios.

Por todo ello, desde la Plataforma “Educación Inclusiva SÍ, Especial TAMBIÉN seguiremos luchando por la educación el bienestar emocional y la inclusión social de todos y cada uno de los alumnas y alumnos con necesidades educativas especiales, escolarizados tanto en centros ordinarios como en Educación Especial, y no dejaremos a nadie atrás.